Estimaciones de impacto, una mirada técnica
Estimaciones de impacto, una mirada técnica

Estimaciones de impacto, una mirada técnica

[qrcode]

Lea en digital

sc_logo miércoles 28 de abril, 2021Hace 2 meses

BlogSC

Estimaciones de impacto: Una mirada técnica al incremento de la eficiencia económica y bienestar de los consumidores desde la óptica de la competencia

Por: Rolando Palacios-Economista *

La misión insignia de la Superintendencia de Competencia (SC) es promover y proteger la competencia para incrementar la eficiencia económica y el bienestar del consumidor. Para alcanzar dicho fin, la SC realiza intervenciones de carácter preventivo o correctivo en los mercados.

¿A qué nos referimos con ello? Simple, a manera de ejemplo, una intervención preventiva se da en el proceso de análisis de una concentración económica con el objetivo de evitar la consolidación de una estructura de mercado que favorezca la comisión de prácticas anticompetitivas, perjudicando el ambiente de competencia, a los participantes de dicho mercado y a los consumidores.

Por otro lado, las intervenciones correctivas tienen como objetivo identificar y sancionar prácticas anticompetitivas que violen la Ley de Competencia que pudieran cometer los agentes económicos en perjuicio de los participantes del mercado, como los acuerdos entre competidores o los abusos de posición dominante.

Claro está que ninguna agencia de competencia intervendría para objetar una concentración o detener una práctica empresarial, si no se considera que su decisión generará beneficios a los consumidores (OCDE, 2014). En ese sentido, las decisiones tomadas por la SC tendrán un impacto positivo en los mercados investigados, que se traduce en un aumento del beneficio de los consumidores.

Las evaluaciones de impacto son cada vez más comunes entre las autoridades de competencia, ya que son una medida para cuantificar los beneficios generados por sus intervenciones. Sin embargo, la tarea de asignar un valor al beneficio generado por la autoridad de competencia no es fácil, y en muchos casos, cuantificar los costos de su actividad resulta más sencillo que calcular los beneficios (Van Sinderen & Kemp, 2008). No obstante, en virtud de promover la transparencia y la rendición de cuentas, las autoridades de competencia realizan evaluaciones de impacto en un intento de estimar los posibles beneficios que se generarán gracias a sus intervenciones.

En este punto es conveniente aclarar que el beneficio obtenido puede ser dinámico o estático. El beneficio estático se refiere a una cantidad o factor en un determinado momento en el tiempo, mientras que el beneficio dinámico se compone por ejemplo de mejoras en productividad o innovación, cuyos efectos se ven a lo largo de un período de tiempo. Las evaluaciones o estimaciones de impacto solamente toman en cuenta el beneficio estático dada la falta de consenso entre autoridades de competencia y la complejidad que conlleva estimar todos los beneficios dinámicos (García-Verdugo, Ayusa, & Gómez, 2016).

Es así como la SC decide realizar este tipo de ejercicios de evaluación con el fin de que la institución pueda transmitir a la sociedad el beneficio que sus variadas intervenciones en los distintos sectores y mercados tiene para los consumidores. Además, los costos de llevar a cabo dichos estudios son mínimos en comparación a sus evidentes beneficios, ya que requieren información que en su mayoría ya está disponible en los expedientes, resoluciones, o en caso de no estar se hace uso de reglas y supuestos generales bastante similares entre las autoridades de competencia internacionales.

Para realizar las estimaciones de impacto, además de definir una metodología a seguir, es necesario tener claro el objetivo de dicho análisis, que en este caso se trata primordialmente de preguntarse ¿cómo cambia el bienestar de los consumidores tras la intervención de la SC? En consecuencia, entre otros objetivos está medir la efectividad de las intervenciones, aumentar la transparencia y obtener comentarios para conocer de oportunidades de mejora en su actividad (Delgado, Otero, & Pérez-Asenjo, 2016).

La metodología varía de acuerdo con el caso evaluado, es decir dependiendo si se trata de una concentración económica o una práctica anticompetitiva. Todas las metodologías se enfocan en cuantificar monetariamente el ahorro que se genera a los consumidores, o un intervalo de este.

Con las estimaciones de impacto podemos evidenciar los efectos negativos que fueron prevenidos o eliminados por las sanciones en contra de las prácticas anticompetitivas o, similarmente, posibles aumentos en precio evitados por el condicionamiento o denegación de una solicitud de concentración económica.

De esa manera, con el monto aproximado de beneficio generado se pueden realizar comparaciones de interés, contrastando dicho monto con variables como el número de canastas alimentarias extra a las que pudiera acceder la población con dicho beneficio, nuevos empleos que se pudieran generar en el sector y un número de salarios mínimos extra acumulados en el sector estudiado.

El contar con un monto aproximado del valor de su trabajo es de mucha utilidad para las autoridades de competencia pues ayuda a optimizar su gestión, y fortalecer el cumplimiento de sus funciones, permitiendo presentar la información a la población y rendir cuentas sobre el trabajo de la institución. Esto último, refleja que las estimaciones de impacto también son una herramienta útil para el cumplimiento de los objetivos de la abogacía y promoción de la competencia, ya que a través de dichos análisis favorece la labor de concientización al público sobre la importancia del trabajo de la SC y de garantizar un clima competitivo en los mercados.

Lo anterior refleja el valor y la utilidad que las estimaciones de impacto tienen, y el por qué cada vez más autoridades de competencia alrededor del mundo realizan dicho ejercicio y reconocen que es de vital importancia (García-Verdugo, Ayusa, & Gómez, 2016). Es por ello que la SC se suma a esta tendencia internacional respaldada por organismos como la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), y realiza las estimaciones de impacto en un esfuerzo de promover y garantizar la transparencia, así como la importancia y utilidad de contar con esta medición.

Bibliografía

Delgado, J., Otero, H., & Pérez-Asenjo, E. (2016). Assessment of antitrust agencies´ impact and performance: an analytical framework.

García-Verdugo, J., Ayusa, E., & Gómez, L. (2016). Metodología para la estimación del impacto de las intervenciones de la CNMC en defensa de la competencia.

Gertler, P., Martínez, S., Premand, P., Rawlings, L., & Vermeersch, C. (2017). La evaluación de impacto en la práctica (Segunda ed.). Washington, DC.

OCDE. (2014). Guía para ayudar a las autoridades de competenca a evaluar el impacto esperado de sus actividades.

Superintendencia de Competencia. (2006). Filosofía: Superintendencia de Competencia. Obtenido de https://www.sc.gob.sv

Van Sinderen, J., & Kemp, R. (2008). The Economic Effect of Competition Law Enforcement: The Case of the Netherlands.

 

*Rolando Palacios- Economista es Técnico en Competencia en la Intendencia de Abogacía de la Superintendencia de Competencia

MÁS ARTÍCULOS:
Competencia desleal, no es competencia.- BlogSC

Es común leer en diferentes redes sociales los argumentos de algunos usuarios relacionados a señalamientos de “competencia desleal” realizados ante la Superintendencia de Competencia (SC). Por Danis Cruz*¿Es la SC la autoridad responsable de atender estas solicitudes?...

leer más